Te ha tocado trabajar y pasar horas frente a la computadora, donde llega el punto que sientes que el cansancio mental no te deja avanzar? Esta es una situación más frecuente y común de lo que te puedes imaginar.

La definición de cansancio según «wikipedia» es la falta de fuerzas después de realizar un trabajo físico, intelectual o emocional, o por la falta de descanso. Pero puede ser también síntoma de alguna enfermedad, si no hay una actividad previa que lo justifique.

Es por eso que quiero compartirte las causas más frecuentes y comunes de tu cansancio mental y falta de energía además de algunas recomendaciones para ayudarte a combatirlo.

Señales de cansancio mental

El sentimiento de estar drenado, de ser poco productivo y estar «bloqueado» mentalmente son señales muy frecuentes que indican que debes tomar acción.

No esperes a colapsar y llegar al punto de frustración o explotar de ira, otras claras señales pueden ser:

  1. No te gusta lo que haces, cuando antes lo disfrutabas
  2. Te sientes con pereza de hacer cualquier cosa
  3. Tienes la motivación por el piso
  4. Sensación de confusión o torpeza en hacer una actividad que has realizado antes o que sabes hacer bien
  5. Dolores de cabeza
  6. Molestias o dificultad para ver bien
  7. Falta o dificultad para concentrarse
  8. Errores frecuentes que antes no cometias

Causas más comunes del cansancio mental

1.No paras de pensar

Si eres de las personas que están preocupados pensando en todo momento en lo que tienes pendiente, antes de dormir haces un resumen de tus problemas y pendientes de forma mental, duermes intranquilo y cuando te levantas sigues con todas esas ideas en tu cabeza; el cansancio mental siempre estará presente.

Debes buscar una manera de desconectarte aunque sea unos minutos y hacer una pausa. Debes ponerte límites o de lo contrario por más que duermas horas y horas, siempre tendrás esa sensación de cansancio, estresado y poco productivo.

Recomendación

Toma al menos 1 día de descanso en la semana en donde te desconectes del trabajo, en donde no mires los pendientes te dediques tiempo para tí. Hacer esta pausa ayudará a que tu mente se despeje, se relaje y descanse.

Puedes buscar una actividad que te mantenga la mente enfocada en otra cosa que no sea tu trabajo o tus problemas. Trata de ver que hace que te distraigas. Toma un baño relajante escuchando tu música favorita o música para meditar. Mira una película de tu género favorito que disfrutes, incluso si sabes que hay una que te encanta, mírala de nuevo.

Sal a caminar, haz ejercicio, cocina tu platillo favorito, lo que sea que te haga sacar de tu mente esos pensamientos estresantes y agobiantes.

2. El desorden

Si las cosas están desordenadas o fuera de su lugar, te va a costar más esfuerzo encontrarlas, te estresas e inviertes tiempo y energía tratando de recordar donde está eso que buscas y necesitas

La organización desde mi punto de vista es algo que se adquiere con la práctica, si incorporas dentro de tus hábitos diarios organizar tu día o mantener en orden tus cosas, vas a desgastarte menos; más aún en momentos de mucha presión.

Recomendación

En lo personal me ayudó mucho el libro de Marie Kondo La magia del orden. Fue una herramienta muy accesible que me permitió organizar mis espacios y mi vida. Siendo honesta no lo aplico al pie de la letra, pero lo que he aplicado me ha funcionado y ayudado en gran medida. Lo curioso es que no se enfoca en organizar nada más y decirte de forma metódica donde debes colocar cada cosa, te muestra como te puedes deshacerse de las cosas y cómo cambiar tu mentalidad acerca de todo lo que permites que entre en tu hogar. Puedes empezar viendo su serie en Netflix y seguramente alguno de sus consejos los tomarás en cuenta.

3. Complejidad de la tarea

Puede que estes haciendo algo en lo que no eres experto o es la primera vez que te encuentras con ese reto y no tienes idea por donde empezar.

Esto hace que te esfuerces más de lo normal e incluso te sientas frustado por la presión del límite de tiempo para cumplir esta tarea y no tener las bases para completarla.

Recomendaciones

Pide ayuda si está a tu alcance. No te sientas en la obligación de hacerlo todo por tu cuenta, y menos si es un tema en el que no eres experto.

También es importante saber decir que no, si es algo que realmente no puedes hacer. No te comprometas con algo solo por quedar bien o por impresionar; decir que no demuestra responsabilidad de tu parte, adicional que si estás saturado con otras cosas y realmente no tienes el espacio, es bueno dejarlo saber.

4. Ser tu peor crítico

A veces nos exigimos más de lo que piden o esperan los demás, estamos buscando un nivel de perfección dificil de lograr y el único resultado que conseguimos es agotarnos mentalmente con tantas exigencias.

Está bien ponerte retos para crecer y mejorar, está bien querer hace un buen trabajo y que luzca impecable, pero no hay que obsesionarse

Recomendaciones

Define el alcance y ajusta tus límites a la capacidad que sabes que tienes. No te sobreexijas más a allá de lo realmente puedes hacer. Si trabajas con objetivos puedes ir midiendo el alcance que llevas en tus tareas y saber estás consiguiendo lo que te propusiste,

Consejos para recuperarte del cansancio mental

1. Trabaja en un entorno adecuado

Tener buena iluminación, una silla cómoda, temperatura adecuada, bajos niveles de ruido por mencionar algunas características que puede tener el entorno para tí; son factores que ayudan a recuperarte del cansacion mental ya que evitan que aparte de la tarea que estás realizando tengas que lidiar con molestias o incomodidades que tienes a tu alrededor.

2. Descansa y duerme lo necesario

Por experiencia te puedo decir, que darle la vuelta al reloj en lugar de hacerte más productivo y ayudarte a avanzar termina siendo una demora. Cuando te vence el cansacio cometes errores y te toca retrabajar.

No pases por alto la hora de dormir para que recargues energía y con mente más fresca retomes la tarea que tienes pendiente.

3. Reflexiona

Ponte a analizar las cosas, que estas haciendo bien y mira que funciona, que cosas necesitas mejorar. Conócete y verifica si funcionas mejor tomando pausas, trabajando en la noche, a que hora te concentras mejor y cómo puedes organizarte que seas más productivo.

4. Descansa la vista

Por más que tengas la productividad en su máxima expresión, toma pausas para descansar la vista. Pasar demasiado tiempo viendo una pantalla de computadora o leyendo tarde o temprano te cansa. Aparta la vista de la pantalla por completo; no es que te separas de tu computadora para ver tu telefono móvil. Haz una pausa completa de al menos 5 minutos para despejar la vista.

5.Técnicas para relajarte

Hay varias técnicas de relajación, desde respiración, meditación, estiramientos, etc que puedes aplicar para liberar un poco el estres y las tensiones.

Evita que la tensión y la ansiedad lleguen a sus máximos niveles, ya que es más dificil poder controlarlos.

6. Establece horarios

Los horarios deben tener una duración adecuada para las tareas que realiza. No deben ser demasiado prolongados y debes considerar siempre tus horas de comer, tener periodos de descanso y la hora de dormir.

Trabajar con horarios te permite planificar tu tiempo y organizarte mejor.

7. Cuidado tu cuerpo

Cuidar tu cuerpo es vital. Si haces ejercicios tu cuerpo se llena de energía, tu cuerpo se mantiene activo. Tambien es bueno complementar con comida saludable. Si estas en modo sendentario y comes mal, el agotamiento fisico se sumará al cansancio mental y tendrás más problemas encima.

8. Planifica tus tareas

Nada peor que vivir el día a día sin tener un plan para nada. Cuando tienes organizadas tus tareas y actividades sabes que puedes hacer, hasta donde puedes llegar y verás avances. Si te la pasas improvisando posiblemente no completes todo lo que te propongas y te sientas abrumado.

Consigue una agenda física o virtual que te permita organizar mejor tu tiempo y tareas.

Espero que con estos consejos te sean de ayuda y te permitan recuperarte del cansancio mental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *