Es muy normal que pongamos resistencia para salir de la zona de confort, y esto se debe a que sentimos que estamos en un lugar seguro, sin riesgos en donde no ganamos, pero tampoco perdemos.

En ocasiones terminamos viviendo una vida que no queremos o no nos gusta y terminamos aceptando, por el simple hecho de convencernos que es lo mejor para nosotros.

Qué es la zona de confort

La zona de confort es un estado psicológico donde nos sentimos seguros y que controlamos todo nuestro entorno. Un lugar donde no hay riesgos ni cambios que nos puedan afectar de forma negativa; pero donde tampoco hay crecimiento ni desarrollo personal.

Esta sensación de comodidad puede ser buena por un tiempo, pero después te terminas estancando; ya que no asumes riesgos y dejas de crecer.

Cómo darte cuenta que debes salir de tu zona de confort

Nuestra mente nos juega en contra cuando queremos cambiar algo, ya que a veces por innercia hemos creado prácticas que pasan despercibidas ante nuestros ojos y se convierten en una rutina que nos atrapa diariamente.

Si alguna vez te has enfrentado ante alguna de estas situaciones, es hora de tomar acción para hacer cambios y salir de tu zona de confort.

  1. Te sientes apático, sin ganas de nada o de probar cosas diferentes
  2. Dejas pasar oportunidades en las que te dices a tí mismo que es mayor el riesgo o lo que puedes perder, a lo que puedes ganar
  3. Sin darte cuenta, vas aplazando tareas o actividades imporantes con cualquier justificación
  4. Tus planes tienen fecha de ejecución «algun día» pero no le pones fecha concreta.
  5. Temes tomar riesgos, y sólo se enfocas en lo que puede salir mal o que puedes perder en lugar de los beneficios que puedes conseguir.
  6. No encuentras tu propósito de vida y te sientes sin motivación.

Un ejemplo muy común; es cuando vas a comer a un restaurante que te encanta y al que no vas muy seguido. Pero cada vez que vas, siempre pides el mismo plato, porque no te quieres arriesgar a probar otro plato que quizas no sabe mal y siempre «vas a la segura»

Pero sabes algo? te estas perdiendo probar el menú completo y encontrar una opción más deliciosa a la que ya has probado por el miedo a tomar el riesgo.

Asi son muchsa cosas en nuestro día a día, tenemos miedo de cambiar nuestras vidas que dejamos pasar oportunidades, pero lo peor, es que dejamos pasar valioso tiempo que es mucho más dificil de recuperar.

Cómo salir de tu zona de confort

Hacer cambios nunca ha sido fácil, y salir de tu zona de confort por lo general te lleva a hacer algo con lo que no te sientes cómodo, salir de tu rutina y sobre todo enfrentarte a cosas que temes.

Pero una vez que das el paso, te vas adaptandado y vas sintiendo cómo poco a poco ese cambio tiene impacto en tu vida; que creces, que eres más fuerte y más capaz.

Te comparto una lista de ideas para ir poco a poco acostumbrándote a cambios y realizar los ajustes que creas necesarios

1. Cambia la ruta para ir a tu trabajo

De seguro te estas perdiendo muchas cosas por ir en piloto automático siempre por la misma ruta; quizas eso implique levantarte un poco antes lo que hará que tambien adquieras este buen hábito en tu vida.

2. Levantante más temprano de lo usual

Aprende a sacarle más provecho a tus mañanas. Quizás sientas que dormir es lo mejor y que puedes aprovechas ese tiempo para descansar, pero si duermes la cantidad de horas que tu cuerpo necesita para descansar, estas perdiendo valiosos minutos que puedes aprovechas en otras actividades.

3. Aprende una nueva habilidad

Nunca es tarde para aprender y aceptar el reto de aprender algo completamente diferente te hará sentir capaz que puedes hacer cualquier cosa que te propongas. Además de reactivar tu capacidad de aprendizaje y adquirir una nueva habilidad que antes no tenias.

Ya sea aprender un nuevo idioma, manejar un nuevo programa de computadora, aprender a tocar un instrumento, estudiar una maestría, entre otras tantas cosas.

4. Viaja solo

Muchas personas dicen que les encanta viajar, pero algunos no se atreven a vivir la experiencia de realizar un viaje solos. A parte de ser una alternativa más económica, tambien te permite explorar cosas por tu cuenta, sacandote de tu zona de confort y dándote la oportunidad de conocer nuevas personas, socializar y disfrutar tiempo contigo mismo.

5. Cambia de Empleo

Esta puede ser una de las opciones más retadoras para muchos al tratar de salir de su zona de confort.

Tienes muchos años en tu trabajo, no quieres poner en riesgo tu estabilidad laboral; pero te sientes infeliz, no estas conforme o sientes que no ganas lo suficiente; pero sobre todo no crees que conseguirás algo mejor que el trabajo que tienes.

Dudas de ti, de tu capacidad y eso te lleva a no hacer le intento.

Buscar cambiar de trabajo, no quiere decir que vas a dejar tu empleo actual sin antes buscar otro; o emprender algun negocio propio. Explora las opciones y atrévete a cambiar lo que no te gusta.

6. Llama a un viejo amigo o familiar

Da el primer paso y contacta a esa persona con quien tienes tiempo de no hablar. Puede que retomes una relación que vale la pena y tienes estancada.

7. Pone la meta de conocer personas nuevas

Aunque sientas que eres una persona tímida, ponte el reto de hacer nuevos amigos y conocer personas nuevas en tu vida. Verás que hay muchas personas que tienen cosas en común contigo.

Cultivar nuevas amistades y relaciones es una forma de crecer como persona y emocionalmente.

8. Crea un nuevo hábito

Busca ideas de hábitos positivos que puedes incorporar en tu vida, y poco a poco empieza a adquirir uno completamente nuevo a los que ya tengas.

Hacer ejercicios, leer, practicar yoga, meditar, comer más sano… una gran cantidad de cosas que aportarán a tu bienestar y que te harán mejorar tu vida.

9. Atrévete a ordernar algo diferente en tu restaurante favorito

De seguro no lo lamentarás, y ampliarás las elecciones que puedes hacer en el menú cada vez que visites este lugar y será un significativo paso para salir de tu zona de confort.

10. Conoce un nuevo restaurante

En lugar de irte al mismo sitio de siempre, amplia tus horizontes y prueba otras opciones. Incluso puedes evaluar comer en algun lugar diferente cada vez que tengas que hacerlo.

11. Inicia una conversación con un desconocido

Para muchos quizas este es un gran reto, sobre todo porque no consideran tener temas de conversación para romper el hielo; pero es una manera de enfrentar ese miedo de hablar con gente que nunca has hablado.

12. Abandona algun vicio

Quizas piensas que no tienes ningun vicio porque no tomas bebidas alcoholicas o porque no fumas, pero hay muchas adicciones que tenemos y que deberiamos dejar de lado.

No es fácil hacerlo de la noche a la mañana, pero hazte la propuesta en cortos periodos de tiempo y evalua cómo te sientes.

13. Ofrecete de voluntario

Ya sea en el colegio o en alguna actividad del trabajo donde pidan una opinión, que alguien responda una pregunta, o que realice algo; levanta tu mano y atrévete a ser el primero.

Puede que se sienta incómodo, pero ahi esta la clave para ir poco a poco saliendo de tu zona de confort y enfrentar tus miedos

14. Enfrenta alguno de tus miedo

No necesariamente debes hacer algo que ponga en riesgo tu salud, pero si por ejemplo le tienes miedo a los tiburones, visita un acuario y míralos a traves del cristal.

Puedes optar por hacer cualquier tipo de actividad como saltar en paracaidas, buscar la oportunidad de hablar en público, hablarle a una persona que no conoces.

15. Pide un descuento

A muchas personas nos parece que el precio de algo es muy elevado y preferimos pagar el precio completo a pedir un descuento. Haz la prueba, te aseguro que si consigues un mejor precio sentirás una enorme satisfacción.

16. Vístete diferente

Si eres una chica que solo usa jeans, atrévete a lucir una falda o vestir con colores llamativos. Como no es algo que hagas con frecuencia, te vas a incomodar, pero es otra manera de ponerte retos para ayudarte a salir de tu zona de confort.

17. Múdate

Evalúa salir de la casa de tus padres si es que aún vives con ellos, e independizarte. Busca vivir con roommates y convivir con personas nuevas.

Otra alternativa es evaluar irte de intercambio a otro pais o si vives rentado evalúa cambiar el lugar para ayudarte a probar cosas nuevas.

Ventajas de salir de tu zona de confort

Al salir de tu zona de confort, vas a ponerte a prueba y cuestionarte si realmente estas donde quieres estar. Muchas veces las creencias limitantes que hemos aprendido a lo largo de nuestra vida.

Estos son algunos de los tantos beneficios que puedes conseguir

Confía en tí y organizate para que puedas hacer los ajustes necesarios en tu vida, tú puedes y eres más grande que cualquiera de tus miedos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *