La mayoría de las personas trabaja en su superación y desarrollo personal enfocándose en adquirir experiencias y conocimientos, sin prestarle mucha atención a la inteligencia emocional.

Se dice que las personas nos manejamos con un 20% de razón y un 80% de emoción, lo cual implica que es muy importante aprender a conocer y manejar nuestras emociones para adquirir la inteligencia emocional.

Muchas de las decisiones que tomas en tu vida estan influenciadas por tus emociones; la mayor parte del tiempo posiblemente no lo notes.

Si logras identificar, desarrollar y manejar adecuadamente tus emociones; es muy probable que empieces a conseguir mejores resultados a lo largo de tu vida; sobre todo en tus relaciones.

Qué es la inteligencia emocional

Según Daniel Goleman; podemos decir que la inteligencia emocional es la capacidad de reconocer nuestras emociones y las de otros para saber la manera de responder ante ellas de la mejor manera.

Son un conjunto de habilidades que permiten y ayudan a las personas a adaptarse mejor a los cambios y a determinadas situaciones.

Desarrollar estas habilidades es de suma importancia ya que te a través de ellas tienes más posibilidades de lograr con éxito las tareas que te propones.

Para conocer un poco más acerca del Daniel Goleman, te recomiendo leer esta publicación de Psicología y Mente.

Cómo Comprender y aprender a desarrollar la inteligencia emocional?

Este autor también nos comparte 5 componentes que nos ayudarán a tener una mejor comprensión de la inteligencia emocional.

Cuáles son los componentes de la inteligencia emocional según Daniel Goleman ? Aqui te los comparto a continuación:

1. Autoconocimiento Emocional

Esto te va a permitir conocer qué sientes y cómo te sientes.

El primer paso que debes dar es empezar a conocer tus sentimientos y emociones; cómo reaccionas ante determinada situación o persona; para posteriormente buscar la mejor manera de manejarte.

Para hacer esto, plantéate ciertas situaciones que has vivido. ¿Cómo reaccionas ante una discusión con un compañero de trabajo? ¿Hay alguna persona, cosa o evento que te altera, te irrita, te asusta?

Te recomiendo tomar nota de cómo te sientes antes cada uno de estos eventos, puedes hacer un diario de emociones que te permita descubrir si hay algún patrón que detone esa emoción.

2. Autoregulación Emocional

Aquí debemos recurrir a hacer un alto para reflexionar y tratar de controlar nuestras emociones para evitarnos dejarnos llevar o actuar por nuestros impulsos.

Una práctica muy común es la supresión de pensamientos que no nos hacen sentir bien; es decir enfocar nuestra atención en otra cosa; de preferencia algo que te relaje y te cause menos estrés para de esa manera bajar nuestras revoluciones y pensar con más calma.

Muchas personas optan por escuchar música, salir a trotar o hacer ejercicios para liberar la mente.

Si bien no es una solución definitiva, puede ayudarte a empezar a tener un punto de partida para abordar de mejor manera tu situación.

3. Automotivación

No es mas que la habilidad para enfocar nuestras emociones hacia el cumplimiento de nuestros objetivos y metas.

Es la forma en que te conviertes en tu cheerleader para influir en tu estado de ánimo y darte el impulso que necesitas para seguir adelante.

Hay diversas maneras de mantenernos motivados; y la principal fuente de inspiración es tener una meta que alcanzar. Leer frases que te levanten el ánimo cada mañana, mejorar tu autoestima y amor propio, practicar actividades de autocuidado y ser agradecido son algunas de las tantas maneras a las que puedes recurrir para la automotivación.

4. Reconocimiento de las emociones de los demás

Consiste en esa habilidad que desarrollamos para interpretar y comprender las señales en los demás que nos indican su estado de ánimo.

Ya sea a través del lenguaje corporal, posturas, expresiones faciales, tono de voz por mencionar algunas señales que las personas exteriorizamos y evidenciamos las emociones que estamos viviendo en ese momento.

Conocer el estado de ánimo de otras personas, es de gran ayuda para nuestras relaciones interpersonales ya que te permiten abordar de una manera más adecuada a la persona con quien necesitas interactuar.

5. Relaciones Interpersonales

Cuando tenemos la capacidad de desarrollar nuestras habilidades sociales, mejoramos todas nuestras relaciones.

Ya sean relaciones de amistad, laborales, amorosas, compañerismo y familiares. Mediante el ensayo y la práctica aprendemos a reconocer que le gusta o le molesta a otras personas y como abordarlos en determinado momento según las situaciones que se presenten.

Recomendaciones para el desarrollo de la inteligencia emocional

Al reconocer que debemos mejorar el manejo de nuestras emociones, ya estamos dando un gran primer paso. También es muy importante estar concientes y adquirir compromiso con nosotros mismos para mantener constancia en el proceso.

Evita reprimir emociones, procura profundizar en ellas. En lugar de decir simplemente que estas triste, ve un poco más allá y averigua si tu tristeza te lleva a la frustración, decepción, soledad, etc.

Esto te va a ayudar a reconocer mejor que aspectos desencadenan estas emociones en tu comportamiento y acciones.

Analiza tu lenguaje corporal; puedes descubrir incluso emociones que no reconoces a través de este. La postura al momento de determinada situación nos permite leer y compronder cómo se sientes otras personas.

Trata de reconocer adecuadamente tus emociones; si te sientes traicionado por que tu pareja te engaña; generalmente experimentas muchas sensaciones y emociones: ira y tristeza principalmente, pero una de ellas es más predominante que la otra.

Al entender de forma más clara tus emociones y que las produce; puedes gestionar de mejor manera tus pensamientos para luego actuar; sin dejarte llevar por el impulso del momento.

Piensa con cabeza fría

Parece una frase trillada, pero es muy acertada. No hay que tomar decisiones a la ligera y menos si estamos afectados emocionalmente por algo; ya que posiblemente los resultados no sean los esperados.

Actuar de forma impulsiva o dejarse llevar por la emoción que sientes en el momento, puede llevarte a tener que retractarte, pedir disculpas o mucho peor, cometer un error que sea mucho más difícil de enmendar.

Toma un momento para evaluar antes de actuar y hacer las cosas de la mejor manera.

Tu salud emocional es importante, trabaja en desarrollar tu inteligencia emocional y verás como tus relaciones y tu vida fluyen de manera más efectiva.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.