En este día a día acelerado que llevamos, a veces dejamos de lado nuestro bienestar y autocuidado; dando prioridad a otras cosas.

Tú eres importante, y es necesario que te sientas bien para poder hacer todo lo demás.

Muchas personas tienen la creencia que sobre-exigirnos es sinónimo de productividad; es decir; si te quedas hora sin dormir por estar trabajando con mucha frecuencia; puede que adelantes trabajo pero hay riesgos que el cansancio mental te afecte y termines cometiendo errores que te hagan trabajar doble.

Para amar y cuidar a otros, debemos estar bien con nosotros mismos en primer lugar. A veces el sacrificio que decidimos hacer pasando por alto el sentirnos bien tarde o temprano nos pasa factura.

Qué es el autocuidado?

Lo podemos definir como cuidar de nosotros mismos. Independientemente de tu edad o lo ocupado que estes; es necesario sacar un espacio para tí, dedicarte tiempo de calidad y velar por tu bienestar mental y físico.

Hay muchas maneras de cuidar de nosotros; una de las más importantes es tener claridad que sólo tú eres responsable de tu salud, tu bienestar y tu felicidad.

Esto es una cadena, si tu cuerpo o tu mente no estan bien se reflejan en tu estado de ánimo, tus ganas de hacer las cosas, la falta de energía, tu autoestima entre otras y así también serán tus resultados.

Rutinas de Autocuidado

Quiero reiterar que es una necesidad cuidar de nosotros mismos, es un deber que tienes contigo, pero sólu tú puedes tomar la desición de hacerlo.

Hay muchas maneras de cuidar de ti, pero quiero recomendarte estas 10 que considero son fundamentales.

1. Tiempo para tí

Busca un espacio todos los dias para tí; aunque seas una persona muy ocupada, separa algun momento ya sea temprano al levantarte o en la noche antes de acostarte.

El simple hecho de saber que en tu agenda hay tiempo para ti, saber que tienes esos minutos para tomar un respiro son de gran ayuda para tu bienestar.

Usa ese momento para algo unicamente para tí, y no pierdas tu tiempo personal.

2. Haz algo que te guste

En términos simples, realiza actividades que disfrutes y te hagan felíz. Hacer algo que disfrutes es una terapia que te levanta el ánimo, te llena de energía y te enriquece.

Es probable que por algunos instantes dejes de lado tus tristezas y preocupaciones; esto es autocuidado

Lee un libro, mira una película, sal a tomar aire fresco, baila, cocina, canta… este tipo de actividades sencillas pero reconfortantes aportan mucho a tu bienestar físico, mental y emocional.

3. Mantente Activo

Deja de lado el sendentarismo y haz alguna actividad física que te mantenga saludable. Es necesario que tu cuerpo este activo ya que a parte de ser un hábito saludable tambien te ayuda a llenarte de energía y sentirte animado.

Ponte metas que te ayuden a hacer esto posible. Hoy en dia hay muchos gadgets y apps que te ayudan a recodar que llevas mucho tiempo sin moverte y que debes tomar pausas activas.

4. Elimina los malos hábitos o vicios

Algunas cosas que creemos nos ayudan a relajarnos, pueden terminar siendo dañinas para nuestro cuerpo. Malos hábitos como fumar, consumir drogas, alcohol, comer en exceso por ansiedad entre otras cosas a la larga terminan causando estragos a tu cuerpo y tu salud

Busca alternativas para liberar estres y ansiedad que no atenten contra tu salud y que contribuyan a tu autocuidado.

5. Aprende a manejar tus emociones

Saber manejar las emociones de forma adecuada es vital para tener un equilibrio emocional. Si sientes la necesidad de desahogarte, reir, llorar o gritar; no reprimas esos sentimientos.

Te recomiendo leer la publicación: Liberar Emociones : 4 Sencillas formas de lograrlo sanamente

6. Cuida tu alimentación

No pienses que dar rienda suelta a tus antojos es una forma de hacerte felíz. Comer sano y balanceado es una manera de cuidar tu salud y prevenir enfermedades a futuro.

Si bien de vez en cuando esta permitido darte un gusto, los excesos no son recomendables. De igual manera dejar de comer por falta de tiempo o por querer bajar rápido de peso no es sano ni es la forma correcta de cuidar de tí.

7. Duerme bien

Tu cuerpo y tu mente necesitan recargar energías. Duerme lo necesario para que tu cuerpo descanse y procura que el sueño sea reparador.

Dormir demasiado tampoco es recomendable, terminarás perdiendo valioso tiempo que se puede emplear en actividades productivas.

Busca un balance para tu descanso. Te recomiendo practicar afirmaciones positivas antes de dormir, es una práctica que en lo personal realizo y me ayuda a sentirme bien y dormir mejor.

8. Socializa

Compartir con personas que son importantes para tí, que te llenen de buenas vibras es una excelente manera de sentirte bien y y de autocuidado.

Relacionarte con personas que te quieren, que te hacen sentir felíz y que compartan un tiempo contigo es bueno y necesario. Por más ocupado que estes, no dejes de lado a tu familia y amigos.

9. Alimenta tu auestoestima

Reconócete tu valor, tus logro y las cosas buenas que hay en tí. Si alguien no te dá la palmadita en la espalda que sientes que te mereces, dátela tú mismo.

Mírate al espejo y elógiate. Eres una gran persona que ha crecido y lo seguirá haciendo fisica, mental y espiritualmente.

Practica afirmaciones positivas, lleva un diario de amor propio y concientete de vez en cuando.

10. Aprende a decir NO

Quizás es una de las rutinas más dificiles de incoporar, pero es la más necesaria de aprender. Si algo escapa de tus manos, no te comprometas, es mejor ser claros desde el principio y evitar inconvenientes

Saber decir No es egoismo, pereza o ser mala persona; por el contrario terminas siendo más considerado y mucha gente valora más la sinceridad a que quedes mal por no cumplir con lo que te piden.

Pide ayuda para salir adelante de las tareas que te agobien y si está a tu alcance delega. No trates de hacer todo por tu cuenta.

Lista de actividades o prácticas para el autocuidado

Autocuidado Emocional

Autocuidado Espiritual

Autocuidado Mental

Autocuidado Físico

Autocuidado Social

Autocuidado Intelectual

Tomar un tiempo para ti y cuidar de ti antes que a otros no es egoismo, es un acto responsable y de amor propio del que no debes sentir culpa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *